¿Cuáles han sido los cambios más significativos en el aprendizaje de los colombianos usando la tecnología?

La educación ha atravesado un sinnúmero de cambios que van de la mano con las exigencias de cada época (transformaciones políticas, sociales, tecnológicas, etc.); sin embargo, el impacto que las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) están teniendo sobre los métodos de enseñanza marcan el futuro de las nuevas generaciones y la forma en que se relacionan con el mundo.

“La necesidad de cambio educativo es una constante histórica. Los movimientos de reforma educativa de la primera mitad del siglo XX coincidieron en reclamar una educación activa, centrada en los alumnos, vinculada a la vida y a los contextos de cada estudiante, basada en el aprender haciendo y la personalización”, afirma Carlos Magro en su blog CUED.

De acuerdo con esta necesidad, el modelo educativo ha evolucionado de tal forma que los hábitos de estudio también lo han hecho, transformando a alumnos y profesores en ciudadanos digitales en un mundo de conocimiento.

1. Técnicas de estudio

En 1990 un alumno llegaba a su casa, revisaba el cuaderno de ‘control’, aquel que contenía un listado de tareas por realizar, acudía a la biblioteca familiar y comenzaba su proceso de estudio y autoaprendizaje, leyendo en libros físicos y tomando nota en el cuaderno de cada asignatura. Hoy, en el 2016, la acción ‘copiar y pegar’ está de moda y hacer las tareas resulta más rápido que antes; sin embargo, se deben desarrollar habilidades digitales para llevar a cabo búsquedas profundas y no quedarse con la información hallada en los primeros sitios que aparezcan en los buscadores, aprendiendo a identificar fuentes confiables para el aprendizaje.

2. Dotación del aula de clases

El tablero verde, la tiza y las fotocopias para atender a una clase pasaron a un segundo plano; ahora los videos, las presentaciones proyectadas, la comunicación por canales digitales, los blogs y el uso de tabletas o computadores son los mejores aliados para los estudiantes y docentes. Así mismo, un aula puede ser diseñada de manera virtual, convirtiéndose en un AVA (Ambiente Virtual de Aprendizaje), permitiendo que la información y el conocimiento lleguen a millones de estudiantes que prefieren formarse en modalidades de educación a distancia.

3. Lenguaje de los estudiantes

Los estudiantes pasaron de preguntar ‘¿En cuál biblioteca podemos buscar el libro que nos indicó el profe?’ a ‘¿Viste el Wiki que creó el profe?, debemos participar en el foro y subir el trabajo en la plataforma’.

4. Recursos de investigación

Anteriormente, las personas en proceso de formación se reunían para debatir sobre libros leídos y los hallazgos investigativos, o visitaban bibliotecas durante largas horas procurando estudiar ciertos temas. En la actualidad, el recurso más común de investigación es Internet, lo cual preocupa a los docentes, pues los estudiantes se exponen a millones de fuentes con información confusa; en ocasiones, con datos erróneos y contenidos sin bases bibliográficas.

5. Perfil del docente

Guardando relación con el paso anterior y resaltando el papel de la tecnología como proveedora de un fácil acceso a la información, los docentes pasaron a ocupar un papel más de mentor y guía durante el proceso de aprendizaje a diferencia de algunos años atrás cuando eran reconocidos como una fuente de conocimiento. Hoy, los profesores son guías para llegar al conocimiento, por lo tanto, deben contar con las competencias digitales necesarias para brindar los recursos educativos adecuados a los nativos digitales.

6. Intercambio de información

Las herramientas de colaboración en línea cambiaron la forma en que se realizan los trabajos en grupo, ahorrando dinero en transporte, tiempos de traslado hacia la casa de los compañeros de clase, y brindando más garantías de seguridad para los jóvenes. Existen plataformas con una oferta variada de opciones para llevar a cabo actividades colaborativas, en las que cada estudiante aporta su conocimiento e ideas, y el resultado final es la participación de varias personas sobre un mismo tema. Las redes sociales, también ocupan un papel relevante en la transformación que ha tenido la forma en que interactúa la comunidad de aprendizaje. El tráfico de conocimiento, opiniones e información ahora está atado a la inmediatez, superando espacios físicos, uniendo a profesores y estudiantes en un mismo lugar: la red.

7. Métodos de evaluación

Hace algunos años los docentes veían la necesidad de preparar diferentes exámenes para evaluar a un mismo curso, con el objetivo de evitar que los estudiantes se copiaran entre ellos; hoy existen programas que mezclan aleatoriamente las preguntas creadas por el profesor, generando una evaluación distinta para cada estudiante.

8. Acceso a la educación

Este es uno de los alcances más impactantes que la tecnología le ha dejado a la educación. Personas con discapacidad motora, recursos económicos escasos o factores limitados en relación con el tiempo o la movilidad eran una limitante para acceder a la educación. Los avances tecnológicos permiten que en la actualidad, más personas terminen sus estudios básicos (primaria y secundaria), y puedan acceder a carreras técnicas, tecnológicas, profesionales, posgrados y educación continuada desde plataformas de aprendizaje en línea (e-learning), brindando a todos la posibilidad de formarse para crecer personal y profesionalmente.