¿Cómo convertir su salón de clase en un aula realmente colaborativa?

Aunque los procesos de colaboración en el ámbito educativo no son nuevos, en el marco de la sociedad red y las TIC, la colaboración ha cobrado gran relevancia como una característica clave en el proceso de aprendizaje, tanto en el aula de clase como en entornos virtuales.

La colaboración en línea incluso se contempla como una característica clave del aprendizaje, como lo sugieren Antoni Badia y Consuelo García en el estudioIncorporación de las TIC en la enseñanza y el aprendizaje basados en la elaboración colaborativa de proyectos‘ o Randy Garrison en su Investigación sobre el uso de herramientas de colaboración como apoyo para mejorar la experiencia del aprendizaje .

Por su parte Tim Roberts, profesor de la Universidad Central de Queensland, reconocido en el ámbito investigativo y del aprendizaje colaborativo, clasifica los principales efectos que el aprendizaje colaborativo puede aportar a los estudiantes en estas categorías:

  • Académicos: enfatiza en la participación y construcción activa de conocimiento, promoviendo habilidades de alto orden de pensamiento e incrementando los resultados de la clase.
  • Sociales: fomenta la creación de una atmósfera positiva para el aprendizaje a la vez que permite desarrollar un sistema de apoyo social para los estudiantes, fomentando la comprensión y enseñanza entre ellos.
  • Psicológicos: desarrolla actitudes positivas hacia los profesores y puede incrementar la autoestima de los estudiantes.

La colaboración en línea se consolida como una de las competencias clave a desarrollar y fortalecer para los docentes y estudiantes del siglo XXI y en este campo el Programa +Educación impulsa el desarrollo de esta competencia y promueve la innovación educativa en Colombia.

Fuente: Universidad de Salamanca